Campaña Admirable – 1.813

El 8 de enero de 1813 ocupó Simón Bolívar la ciudad de Ocaña, después de haber terminado con éxito las operaciones en el bajo Magdalena, durante las cuales, mediante una serie de golpes de mano, había tomado los puestos fortificados de Tenerife, Plato, Zambrano, Mompós, Guamal, Banco, Chiriguaná  y Tamalameque; abierto el Magdalena a la libre navegación y con ello aseguraba la comunicación de Santa Fe de Bogotá  con Cartagena de Indias y otras ciudades de Nueva Granada.

El 16 de febrero salió de Ocaña, en dirección a Cúcuta, pues fuerzas realistas, bajo el mando del coronel Ramón Correa, amenazaban esa  área. En el trayecto venció una fuerza enemiga que, en el Alto de la Aguada, le cerraba el paso. Libre de resistencia a su frente, Bolívar prosiguió su marcha y tomó la localidad de Salazar de las Palmas, el 22 de febrero. El paso siguiente fue la batalla de Cúcuta, librada el 28 del mismo mes contra el coronel Ramón Correa, después de lo cual, Bolívar tomó posesión de la ciudad y se estableció allí en espera del permiso del Poder ejecutivo de la Unión (Nueva Granada) para la ejecución de la Campaña Libertadora de Venezuela, conocida hoy como «Admirable». Con fecha 30 de marzo llegó a manos de Bolívar la autorización que esperaba, pero ésta no le satisfizo plenamente porque el Poder Ejecutivo le había fijado La Grita como límite de la operación. Bolívar no aceptó y así lo hizo saber a sus superiores, con una exposición de las razones que tenía para ello.

El presidente aceptó, en parte, las recomendaciones de Bolívar y extendió a favor de éste una nueva autorización, esta vez hasta Mérida y Trujillo. Nuevamente manifestó Bolívar lo improcedente de la detención de su ofensiva en Trujillo, pues ello daría tiempo a los contrarios a obrar con libertad o a organizar sus medios de defensa. Dice que comenzaría la campaña con la esperanza de encontrar en Trujillo la autorización para seguir sobre Caracas.

Continue reading