Batalla de Los Horcones – 22.7.1813

Acción táctica  librada por el coronel José Félix Ribas contra el coronel Francisco Oberto. Esta batalla pertenece a la Campaña Admirable.

El 6 de julio 1813 entró Simón Bolívar en la ciudad de Barinas, evacuada el día anterior por Antonio Tíscar;  después de lo cual ordenó el 9 del mismo mes al coronel José Félix Ribas que se dirigiese contra Pedro González  de Fuentes quien marchaba hacia Chabasquén, por El Tocuyo, al frente de una columna realista de unos 500 efectivos, de los cuales 100 eran de caballería; con 4 piezas de artillería de a 6 y de a 8. En esta columna se hallaba un refuerzo de infantería y caballería, recibido recientemente de Coro y los restos de las tropas que el teniente de navío Manuel Cañas había salvado del combate de Agua de Obispos, contra el teniente coronel Atanasio Girardot, el 20 de junio.

En cumplimiento de la orden recibida, Ribas se movió en la dirección indicada; y el 18 de julio tomó posesión de El Tocuyo.

El 20 siguió hacia Quíbor y Barquisimeto. Entre tanto, informado de tales acontecimientos, el coronel Francisco Oberto, desde Araure se trasladó a Barquisimeto con 300 efectivos, y allí incorporó los de González  de Fuentes. El jefe realista desplegó sus tropas en la llanura de Los Horcones, distante de Barquisimeto unos 5 km, en la vía hacia Quíbor. A las 11 horas, el coronel Ribas procedió al ataque, a la cabeza de 500 infantes y 60 soldados de caballería. Bajo intenso fuego de artillería, los republicanos fueron rechazados por 2 veces consecutivas; pero a la tercera carga, la posición realista fue doblegada, con la consiguiente victoria para las armas republicanas. Oberto, González  y Cañas, con sólo 15 soldados se retiraron por la vía de San Felipe.

El propio Ribas, con 50 soldados de caballería se encargó de la persecución, la cual fue llevada hasta Cabudare, con la completa destrucción de las reliquias realistas. En poder de los vencedores quedó la artillería contraria, varios fusiles, municiones y otros suministros. La cantidad de bajas fue grande en ambos bandos; en el republicano cayó herido el militar merideño de 14 años Gabriel Picón González,  quien quedo baldado de una pierna y al cual se refirió por aquellos días el general Simón Bolívar como «el joven héroe».

BIBLIOGRAFÍA:

BENCOMO BARRIOS, HÉCTOR. El general en jefe José Félix Ribas. Caracas: Ministerio de la Defensa, 1978,

MELÉNDEZ BRACOVITE, MANUEL ANTONIO. Los Horcones ante la historia. Barquisimeto: Tipografía Vogue, 1970.

Be Sociable, Share!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>